Este pensamiento podría definir perfectamente el espíritu de BMG Avocats, que da más importancia a la complementariedad que al individualismo.

En efecto, nuestro trabajo de equipo se basa a la vez en una homogeneidad de visiones y en el diálogo, este último se lleva a cabo olvidando las jerarquías, lo que contribuye a enriquecer nuestro debate.

Nos consideramos como verdaderos socios de nuestros clientes ya que reivindicamos la posibilidad de conocer y aprender de sus actividades, profesionales y comerciales, entregándoles de esta manera un sólido respaldo.